Tunez

Playa y Desierto


Un viaje a Túnez es un viaje por una historia de más de tres mil años. Las huellas de fenicios, cartagineses, romanos, bizantinos, turcos o españoles, van apareciendo conforme se recorren las diferentes zonas del país. En esos paseos se descubre también un pueblo hospitalario. De raíces beréberes, los tunecinos saben desde siempre, que una taza de té reconforta y alivia al viajero más cansado, procedente del desierto o de cualquier otra zona del mundo. Pero no es sólo historia y hospitalidad lo que caracteriza a Túnez pues, aunque pueda parecer un espejismo, el país ofrece también excelentes playas de arenas blancas y aguas transparentes, clima moderado, verdes valles llenos de flores, encantadores oasis con refrescantes palmerales, doradas dunas, deliciosos dátiles, cautivadora artesanía o travesías por un inconmensurable desierto en el que se pueden oír los latidos del silencio.